2 de enero de 2011

PERDONA SI TE LLAMO AMOR, de Federico Moccia


Empezamos el año con un libro lleno de amor, de buenas sensaciones, de risas, de misterios, de ilusiones, de esperanzas, sentimientos, alegrías, destinos cruzados, destinos inesperados, colores, miradas, caricias...... tal y como espero que venga el 2011 a mi vida (por no perder la rutina del 2010...).
Un libro que ha conseguido que vuelva a quedarme hasta las tantas leyendo. Que no pierda el hilo. En ocasiones me ha hecho pensar en mi pasado y en mi presente. Me he visto reflejada. O no. Me ha dado ilusiones. O me las ha quitado. Me he sentido feliz. O triste. Pero como el propio autor escribe en el libro:

"Un libro debe hurgar en las heridas, provocarlas, incluso. Un libro debe ser un peligro".

No tengo ni que explicar el argumento. El título lo dice todo. Es una historia de amor. Rara. Complicada. Amor con 20 años de diferencia. Si os digo la verdad, durante gran parte del libro, estaba esperando que sucediera "eso" que iba a hacer que la pareja protagonista rompiera. Porque una diferencia de edad tan abismal no puede dar resultado. Porque también en el amor nos han educado desde pequeñitos... ¡Cuánto daño han hecho las películas de princesitas y los cuentos de hadas! Cómo termina la relación, tendréis que leerlo.

Si te paras a pensar en el libro fríamente, puedes decir que no es nada del otro mundo. Una historia y un final. Pero si cada palabra y cada frase dejas que llegue a tu cerebro, y sobre todo, eres capaz de leer entre líneas y ponerte en la piel de los diferentes protagonistas, puedes decir que es un libro fuera de lo normal. Escrito de una forma alocada, risueña, rápida. Que te hace querer que tu vida sea así, alocada, risueña y rápida.

Yo me quedo con una idea que me ha transmitido el libro, o simplemente que yo he querido entender del libro. El amor mueve el mundo. El amor-amistad, el amor-familia, el amor-pareja. En general, el "motor amor" del que habla el protagonista. Y el amor llama al amor, la felicidad a la felicidad, la positividad a la positividad. Si sonríes, se te devolverán, al menos, dos sonrisas. En la vida, el azar existe, pero el azar está lleno de probabilidades que pueden ser modificadas por las diferentes variables que dejamos que interfieran en nuestra vida.

Para terminar, dos citas que me han tocado especialmente:

"-Me pareció que llamarte ese día hubiese sido como una de esas cosas que se hacen por obligación. Una de esas cosas que hacen las parejas que no tienen valor para olvidarse.
-¿Y tú ya te has llenado de valor?
-No. Lo estoy encontrando ahora. Te he echado de menos."

"-Me gusta su filosofía. Sí, antes o después acaba sucediendo. No hay que tener prisa..."

3 comentarios:

MaRiO dijo...

:)

Sonia Fontarrón dijo...

A mi también me enganchó... como a una adolescente... tanto que me leí los otros tres libros del autor publicados en español...

FAS dijo...

Yo ya los tengo comprados!! sólo tengo que sacar un poquito de tiempo, jejejeje. Ahora en vacaciones aprovecharemos!!
Besotes!!