27 de enero de 2009

BRIDA, de Paulo Coelho


He llegado a la página 138... No he podido continuar. No sé ni siquiera de qué va... Una joven, estudiante, trabajadora, no lo sé exactamente... Tiene novio. El mago va detrás de ella porque es su media naranja. Lee las cartas. Tiene visiones. No sé. De que quiere hacer magia, sí me he enterado. Realmente es lo único que he entendido de esas 138 páginas...
Cogí este libro quizás por el autor, pensando en el renombre que tiene, pero la verdad es que no ha sido de mi agrado. Quizás con otro libro pueda llegar hasta el final. Pero sólo quizás.
Lo siento, porque después de más de un mes, tan sólo puedo decir que estoy saturada de 138 páginas que he leído sin comprender qué quería decir. ¿Demasidado profundo? No lo creo. Simplemente, es una historia sin sentido.
Esta es mi humilde opinión.

2 comentarios:

DIOS dijo...

No he leído ningún libro de Coelho pero sí varios artículos en revistas de cuyo nombre no quiero o no puedo acordarme. Mi opinión coincide plenamente con la tuya.Pero además añado, sin ánimo de ofender, que puedo imaginarme a su público: aficionados a la cábala, el budismo, el confucionismo, Tai chi y demás fenómenos orientales en busca de su propia paz interior (muy digno y respetable por otra parte).

FAS dijo...

Estoy completamente deacuerdo contigo. Más que una novela parecía un libro de autoayuda a través de técnicas "mágicas". Supongo que hay gente a la que le gusta este tipo de literatura, pero conmigo no va...