19 de julio de 2010

BALZAC Y LA JOVEN COSTURERA CHINA, de Dai Sijie




Nunca había oído hablar de este libro. Se me puso en las manos el día de mi cumpleaños, de mano de dos buenas compañeras y amigas.

Según lo vi, sabía que me iba a gustar, a pesar de esa idea que me he fabricado yo solita con la literatura oriental... Y no me ha defraudado para nada.

En plena Revolución en China, Mao decidió mandar a los jóvenes estudiantes de familias de bien a ser "reeducados" al campo. Si sólo entendemos la educación como un aprendizaje de los conocimientos puros, pues podemos pensar que vaya reeducación... ¿qué les podían enseñar unos campesinos analfabetos a unos jóvenes estudiantes de ciudad? Pero si lo entendemos como una reeducación de la vida, quizás podamos encontrarle el sentido. Sólo quizás.

Los dos protagonistas terminan en unas montañas llamadas El Fénix del Cielo, donde conocen a otro joven estudiante con una maleta secreta llena de libros prohibidos, entre ellos, Balzac. Estos dos estudiantes de ciudad perdidos en las montañas, obligados a trabajar en el campo, se refugian en la lectura de esos libros mágicos, y en la compañía de una joven hija del costurero del pueblo.

Es un libro que transmite mucho más de lo que aparenta. Confronta las dos caras de una sociedad dividida. O de cualquier sociedad. Siempre hay dos caras. Representa los valores de la amistad pura y del amor más incondicional. La importancia de una educación de conocimientos, y de una educación en la vida.

Es un libro precioso, dulce, sentimental, romántico. Ponerlo a la cola y no dejéis de leerlo.

3 comentarios:

MaRiO dijo...

¡Por fin escribes lo que lees!
Porque nos hemos ido a Ibiza juntos si no empezaría a pensar que te ha pasado algo.
A mi me pasa a veces con algunos discos que publico. Si el estilo, la portada o alguna de las canciones no me convence "me atasco" hasta que me viene la inspiración (y las ganas de publicar). En cuanto los libros que no te atrapan nisiquiera cuando has superado más de la mitad, ¡QUE FRUSTRACIÓN! Por un lado piensas en el tiempo que has empleado en leer hasta ahí y por otro piensas que seguro que se pone emocionante en las siguientes páginas. Lo malo es cuando eso no sucede, te dan ganas de tirárselo a la cabeza a quien te lo recomendó.
Que bien que hayas vuelto.
(por cierto creo que la imagen de esta entrada no se ve)
MaRiO

FAS dijo...

aaayyyy, que esto cada vez sale peor... no sé si seguir atascada o atascar el blog... jejeje. Miraré ahora la entrada a ver si cambio la foto.

Respecto al libro, cierto... yo me tiré todo el libro esperando que pasara algo interesante, y me quedé con las ganas de volver al mercadillo y mandar a la hippie a los años 60 de vuelta...

Menos mal que me resarcí con Balzac!!!!!

Verke dijo...

Mmmmmmmm!!! Muy buena pinta (ya sabes que yo soy fan de casi todo lo oriental), de la literatura y el cine más todavía,... Me alegro de leerte, aunque sea con retraso, como casi siempre, me alegro de que escribas,... Me alegro de tenerte

Por cierto, yo con la última version de mozilla veo todo fotos, letras, colores, etc, etc, etc...