20 de agosto de 2012

CINCUENTA SOMBRAS DE GREY, de E. L. James


No hace ni 30 días que escuché hablar de estos libros. No sabía ni que existían, pero por lo visto, son muy famosos y están teniendo mucho éxito. Ya me he leído el primero y voy por el segundo… Mi intención real era aprovechar este mes de agosto para leerme los libros de Juego de Tronos, o como realmente deberíamos llamarlos, Canción de hielo y fuego.

Pero aquí estoy. 

Enganchada (aunque no con correas…) a Cincuenta Sombras.

Todo el mundo que ha oído hablar de ellos sabe de qué van. Sexo. SEXO. La frase que más me gusta para describirlos de las que he oído fue algo así… “Ah… esos libros para leerlos con una mano…”

El kindle lo permite…   Mmmmmmm

Pasemos a otra cosa. A ver… qué se me ocurre contar del libro. ¿Qué sucede? ¿Qué hacen los protagonistas? ¿Cómo pasan su tiempo libre? Mmmmmm (sonrisa picarona) mmmmmmmm. No se puede escribir con una sola mano. Mmmmmm.

Bueno. El libro da para mucho que “hablar”. Porque no todo él ha sido placentero. Mmmmmmmmm. Quizás me llaméis puritana. O no. Pero en ocasiones, me daba asco. Mucho asco. Es posible que con el segundo y el tercero, pase de asco a pena. ¡¡Ya os contaré!!

PD. Ojalá pudiera ser más explícita… En serio… (Ojos en blanco…) Mmmmmmm

1 comentario:

{m} dijo...

xDDDDD me parto con esta entrada... te visualizo perfectamente mordiéndote el labio y poniendo los ojos en blanco...